Por qué la mayoría de las mujeres “no pueden” amamantar

Traducción al español del artículo ‘Why Most Women “Can’t” Breastfeed’
Con autorización de su autora Lillian Sediles
Click here for the original post in English
Traducción
: Blanca Tobías
Edición: Gisela HerreraBreastfeeding versus formula feeding-22 de junio de 2015- 8 de Octubre de 2015 | Lillian Sediles

Existe un fuerte debate con respecto a la alimentación de los bebés: leche materna versus leche de fórmula. Las madres nos sentimos juzgadas, elijamos lo que elijamos, y nos quedamos atrapadas en la Guerra de las Madres. Las madres que amamantan sienten que la sociedad se avergüenza de ellas por amamantar en público. Las madres que dan leche de fórmula se sienten atacadas por las lactivistas que las tildan de “vagas” o de hasta “envenenar” a sus bebés. Me gustaría echar un poco de luz sobre el tema de por qué tantas mujeres no pueden amamantar.

Aproximadamente de 1 a 5% de las mujeres no tienen la capacidad de producir suficiente cantidad de leche para sus bebés. Incluso un porcentaje menor, aproximadamente un 2% de las mujeres, por cuestiones físicas, no pueden amamantar o pueden llegar a tener problemas que conducen a su incapacidad para amamantar (el bebé tiene el paladar hendido, la madre tiene problemas del tejido glandular, etc.). Del 95% restante de madres que tienen la CAPACIDAD de amamantar, el 81% trata de hacerlo; de ese porcentaje solo el 17% continúa con la lactancia exclusiva luego de los tres meses del bebé, y luego el porcentaje de madres que amamantan a los cuatro meses del bebé desciende a 14% . En el Reino Unido, solamente un 1% amamanta en forma exclusiva hasta a los seis meses de vida del bebé. (Datos de encuesta de lactancia NHS 2010). ¿Es amamantar realmente algo tan difícil de lograr? En nuestra sociedad, sí.

Nuestra sociedad no ve la lactancia como la norma. Las madres no reciben el apoyo que necesitan. El motivo por el que la mayoría de las mujeres no pueden amamantar es porque les falta contar con estos tres elementos esenciales para tener éxito en la lactancia:

Hay 3 cosas que la mujer necesita para poder amamantar (en los casos que el bebe no se prende al pecho):

breastmilk_vs_formula-spanish1. Tener un fuerte deseo de amamantar. Hay muchísimas razones para amamantar: la vinculación emocional y afectiva, es gratis, es más conveniente, contribuye a una más rápida pérdida de peso, es más saludable para el bebé, etc. Si no deseas realmente amamantar, seguramente termines dando fórmula.

2. Tener una buena red de sostén. Si tu bebé no se prende al pecho rápidamente, establecer la lactancia es DURO. A veces es doloroso. La mayoría de las veces es cansador estar pegada al bebé durante 15 minutos a una hora, durante todo el día, solo amamantándolo. Para algunas madres es vergonzoso, ya que nuestra sociedad no acepta la idea de amamantar en público. Otras veces, el bebé no sube de peso tan suficientemente rápido como los médicos pretenden. Si no tenés un buen marido, pareja, madre, padre, hermana, amigos o grupo (La Liga de la Leche) que te diga que vas por el camino correcto, probablemente termines complementando con fórmula y tal vez termines dando fórmula solamente.

3. Acceder a expertos en lactancia idóneos. Hay expertos buenos y malos. En mi caso, cuando tuve problemas para amamantar, llamé a una líder de la Liga de la Leche y ella vino a mi casa al día siguiente. Me dio apoyo moral y me recomendó consultar a una puericultora. La puericultora identificó un frenillo lingual submucoso y frenillo labial y me recomendó un odontólogo experto en cortes de frenillo. ¡Además, mi seguro médico me cubrió casi todo! Desafortunadamente, algunos expertos no logran encontrar el problema y por lo tanto, no pueden ayudar a la madre. Y también están los casos de las madres que no tienen acceso y que no pueden pagar los procedimientos que pueden llegar a necesitarse para establecer la lactancia. ¡No confíes en las recomendaciones de lactancia que puedas recibir de parteras, enfermeras o médicos de los hospitales! Siempre busca una CONSULTORA DE LACTANCIA (PUERICULTORA). En los hospitales siempre terminan recomendando la fórmula, y esto no es más que una trampa que lleva al fracaso de la lactancia.

top-up-spanish

Si tu bebé no se prende al pecho naturalmente, para lograr amamantar debés contar con estas tres cosas. Para comenzar, si la mamá no cuenta con el ferviente deseo de amamantar, seguramente terminará optando por la fórmula antes de intentar cualquier otra opción (por lo que habrá dejado de intentarlo en el punto 1). A otras madres que sí tienen el deseo ferviente de amamantar, sus esposos, parientes o amigos les pueden haber dicho que no necesitan atravesar semejante “sufrimiento” y comienzan a pensar que la fórmula es lo mismo (no contaron con el punto número 2). Y si la madre contó con el apoyo pero no dio con buenas consultoras de lactancia, sus honorarios le parecieron muy elevados, o les recomendaron intervenciones a las que no podían acceder (frenillo lingual o frenillo labial), terminaron dando fórmula. A veces las madres son MAL asesoradas (suplementar con fórmula), terminan administrando complemento en biberones (que genera confusión tetina-pezón) y pierden su producción de leche por las recomendaciones que reciben. Muchas madres no saben que la cantidad de leche que se extraen no es un buen indicador de la cantidad de leche que en realidad producen. Hay una gran confusión en cuanto a la cantidad de leche que producimos, cómo la generamos y cómo podría medirse.

Es difícil contar con las tres cosas, y esto lleva a que aunque el 95% de las mujeres físicamente pueda amamantar, solamente un 1% logre establecer una lactancia de 6 meses (aunque la OMS recomienda lactancia exclusiva durante los primeros 6 meses, complementada con alimentos hasta los 2 años de vida o más). Hay factores que son extrínsecos al control de la madre que determinan el éxito de la lactancia, así que aunque una mujer tenga fervientes deseos de amamantar, es posible que no esté en condiciones de establecer o continuar la lactancia sin un buen apoyo y sin expertos idóneos que la acompañen.

Estas frases son ejemplos de malos consejos de los “expertos”:

  • “El bebé está perdiendo mucho peso, tendrás que complementar con leche de fórmula.” Este es un pésimo consejo porque la leche materna es el mejor alimento que un bebé puede recibir, de modo que un buen profesional debería recomendar, en todo caso, la extracción de leche materna entre tomas y complementar con esa leche.
  • “Tu bebé ya tiene más de dos semanas de vida y no ha recuperado el peso de nacimiento, es hora de complementar con leche de fórmula.” Como se mencionó anteriormente, es mejor extraerse leche materna que suplementar con fórmula. En segundo lugar, este patrón no es fijo para todos los bebés. Algunos bebés pueden tardar más en recuperar su peso. Otros bebés tienen tanto líquido a causa de los fluidos intravenosos que la madre recibió durante el trabajo de parto que su peso de nacimiento es elevado (falso). Esto es especialmente así en los bebés nacidos por cesárea. Para obtener más información sobre fluidos maternos y nacimiento, visitá http://www.nancymohrbacher.com/blog/2011/10/31/newborn-weight-loss-and-iv-fluids-in-labor.html. Recordá, cada bebé es diferente, y los expertos deberían contemplar otros factores antes de dar por fracasado el intento de una lactancia exclusiva. Si el bebé se encuentra bien en cuanto a lo social, a lo emocional y a su desarrollo, el peso no debería ser algo por lo que preocuparse. En algunos casos, recuperar el peso del nacimiento puede llevar hasta 4 semanas.
  • “No hay que amamantar al bebé cada hora, seguramente se quede con hambre, tu leche no es suficiente, deberías suplementar con fórmula.” El estómago de los recién nacidos es tan pequeño que amamantar cada 15 minutos es algo más que normal. Algunos recién nacidos se convierten rápidamente en expertos succionadores, y tal vez necesiten estar en el pecho solo 5 minutos y luego duerman por varias horas. A otros les cuesta más trabajo aprender a succionar y tal vez necesiten estar en el pecho una hora, luego se duermen 15 minutos, y al despertarse ya quieren comer otra vez. Una señal real que debe tenerse en cuenta es si hay dolor. Amamantar no debería doler. Puede ser incómodo al principio, durante los primeros segundos que el bebé se prende al pecho, pero luego la incomodidad debería irse. Si la incomodidad o el dolor persisten, comunicate con una consultora de lactancia (puericultora) para saber si el bebé presenta frenillo lingual o frenillo labial, o para que le sugiera diferentes posiciones para mejorar la prendida.
  • “El bebé no debería usar tu teta de chupete, la teta es sólo para alimentarlo.” Darle un chupete a un recién nacido puede crearle confusión tetina-pezón y puede entorpecer o dificultar la prendida al pecho. Dar a un recién nacido fórmula en mamadera también puede causarle confusión tetina-pezón. La forma en que funciona la lengua para succionar de un pezón y de un biberón es completamente diferente. Los recién nacidos, muchas veces, atraviesan un “cuarto trimestre” después del nacimiento y por lo general, lo único que los consuela es el pecho de su madre. Esto es normal y no debería negarse ni sustituirse; además, esta es la mejor manera de regular la producción de leche de la madre (la mejor manera para que una madre pueda producir suficiente leche para su bebé es que lo amamante a demanda, que ponga al bebé en el pecho la cantidad de veces que el bebé quiera y por el tiempo que el bebé quiera).
  • ¡por supuesto que tu cuerpo puede producir leche suficiente!“Si no estás segura de cuánta leche estás produciendo para tu bebé, usá un extractor para poder medir la cantidad.” Los extractores no son tan eficientes como la succión del bebé. No pueden extraer la misma cantidad que un bebé, y no estimulan el pecho para producir leche en la misma medida que lo hace el bebé al estar succionando, así que no es una manera confiable de comprobar la cantidad de leche que se produce. Si te preocupa que tu bebé no esté recibiendo suficiente cantidad de leche, no uses un extractor, es mejor contar cuántos pañales moja.

¿Qué puedo hacer si estoy teniendo problemas para amamantar?  Primero, procurá tener en claro tus motivos para amamantar. Leé el artículo “101 Razones para amamantar” para desarrollar mayor determinación y conocimiento si creés que te faltan. En segundo lugar, buscá una buena red de sostén. Si tu esposo, tu madre o tus amigos no te apoyan, comunicate con la Liga de la Leche o unite a grupos de lactancia en Facebook. En tercer lugar, buscá una buena consultora de lactancia, ampliamente recomendada. Y en cuarto lugar, si ya cumpliste los tres puntos anteriores y aún no lográs establecer la lactancia, te recomiendo usar un extractor. La Estrategia Global para la Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño de la OMS (texto en español disponible en www.who.int/nutrition/publications/gs_infant_feeding_text_spa.pdf) recomienda:

  • Leche materna directamente del pecho de la madre,
  • Leche materna extraída de la madre,
  • Leche recibida a través de una nodriza,
  • Leche proveniente un banco de leche materna, o
  • Sustituto de la leche materna en vaso o taza

En caso de que aún no haya quedado claro, la fórmula como sustituto de la leche materna es la última recomendación aconsejable para alimentar a tu bebé. Recibí mucho aliento de madres que no pudieron amamantar por paladar hendido del bebé o otras razones pero que se extrajeron leche manualmente y lograron alimentar a sus bebés con biberones con su propia leche. No hay cosas mucho más duras que tener que extraerse leche cada tres horas para darle al bebé en biberón. (¡Sabes quién sos y sabés que sos una heroína!)

Si estás embarazada y te estás preparando para amamantar a tu bebé, podés ponerte manos a la obra ahora mismo para establecer estos tres importantes factores que ayudan de la mejor manera a lograr una lactancia materna satisfactoria.

¿Qué opinás? ¿Estás de acuerdo? ¿Qué fue lo que más te costó de la lactancia materna?

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s